Grosero el costo de la elección

Por Armando Rojas Arévalo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Epistolario

(A Amet Samayoa, con el ferviente deseo de que Diario Ultimatum llene vacíos de información sin complacencias, y que haga el periodismo que demanda la sociedad.

¡Larga vida. Salud!)

AMET, me nace hacerle una pregunta obvia: ¿las elecciones deben ser caras para ser democráticas? Digo. Es que viendo lo que va a costar la del próximo año, me resulta no solamente dispendiosa, sino grosera.

De acuerdo con las cuentas que hace LUIS CARLOS UGALDE, ex director del ex Instituto Federal Electoral, hoy INE, el costo de los comicios de 2018 será nada más y nada menos de ¡29 mil 525 millones de pesos! Con cuatro o cinco más de esas pagaríamos la deuda, o mejor aún, terminaríamos con la pobreza.

¿De dónde sale esta cifra? Dice UGALDE (Revista Vértigo) que si se suma el presupuesto electoral de los cuatro estados que tuvieron elecciones en 2017 (Estado de México, Veracruz, Tamaulipas y Coahuila), más el presupuesto electoral de las 28 elecciones sin elección (7 mil 219 millones de pesos), más el presupuesto federal para el funcionamiento del sistema electoral (INE, Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y financiamiento a partidos, el resultado es el que ha quedado anotado: 29 mil 525 millones de pesos.

Pregunto otra vez: ¿Es admisible esto en un país donde la pobreza es del 46 por ciento y la extrema del 9 por ciento de la población?

Los partidos políticos reciben en un año en el que no hay elecciones, o sea, que no tienen que hacer campaña ni gastos inherentes al voto, ¡15 mil 400 millones de pesos! ¿Es justo que los partidos políticos sigan recibiendo cuantiosos subsidios, cuando sus luchas no son precisamente las banderas sociales, sino el poder por el poder?

La democracia cuesta, sí, pero no requiere dispendio ni despilfarro. En una encuesta reciente, sólo el 19 por ciento de los mexicanos se siente satisfecho con el trabajo de los organismos electorales, y el resto duda de la eficacia y honestidad de ellos.

Por eso el reclamo que ya se escucha, de que se eche a la calle a los consejeros del INE, porque no solamente muestran parcialidad, sino que reciben escandalosos sueldos: 183 mil pesos, aproximadamente, cada uno de los 11 que “trabajan” en ese organismo.

Esos once consejeros tienen a su servicio 134 asesores pagados por el erario, con sueldos que oscilan entre los 10 mil y 200 mil pesos mensuales. Sólo el asesor del consejero presidente LORENZO CÓRDOVA “gana” 188 mil pesos mensuales brutos.

Eso es una auténtica mentada de madre para los mexicanos, que devengan en promedio 5 mil pesos mensuales.

Supuestamente los comicios del pasado 14 de junio fueron una especie de prueba con miras a los de 2018. ¡Vaya prueba! Esas elecciones se caracterizaron por graves inconsistencias e irregularidades, como, por ejemplo, el que los candidatos se proclamaran vencedores antes de conocer los resultados, no obstante que por ley eso no está permitido. Si así va a ser la del 2018 estamos fritos.

Falta un año para que se realicen las elecciones federales, pero el proceso se inicia dentro de dos meses.

Dos son los temas que el Congreso deberá abordar con miras a 2018: La segunda vuelta de las elecciones y el gobierno de coalición. El primer tema, el de la segunda vuelta, es muy importante.

Ningún candidato que gane por debajo del 40 por ciento, puede considerarse legitimado. Claro, si tomamos en cuenta que el voto estará muy fragmentado por la cantidad de candidatos que habrá, muchos de éstos ganarán con el 30 o el 35 por ciento de la votación, con lo cual en la segunda vuelta perderían.

Tanto el tema de la segunda vuelta como el de los gobiernos de coalición presuponen reformas a la Constitución.

-x-x-x-x-x-x-x-x

MIENTRAS AQUÍ el gobierno hace mutis ante las agresiones contra periodistas, en Nueva York el comité del premio de periodismo internacional más antiguo, el María Moors Cabot (El reconocido galardón se otorga a la excelencia en el desempeño de la profesión en América Latina y el Caribe), determinó esta vez rendir homenaje a los 145 periodistas que desde 2000 han sido asesinados, desaparecidos o han sido víctimas de intento de homicidio en México. (El reconocido galardón se otorga a la excelencia en el desempeño de la profesión en América Latina y el Caribe)

La Universidad Columbia informó que este año, en lugar de la citación especial que la institución otorga, el jurado de los premios escribió una declaración condenando las condiciones brutales que enfrentan periodistas en México e hizo un llamado para terminar con la impunidad que ha dejado una cifra alta de reporteros y columnistas asesinados en ese país.

“Anunciamos los ganadores de este año en un tiempo en el que nos damos cuenta del peligro intrínseco para el periodismo independiente e investigativo, y de nuevo nos acordamos de la vulnerabilidad de los reporteros y la necesidad de unirnos a ellos”, dijo LEE BOLLINGER, presidente de la universidad.

Ahora a ver si PEÑA NIETO repite aquello de que “lo bueno no se cuenta, pero cuenta mucho”.

POR OTRA PARTE, LA “ENFERMEDAD” que presuntamente sufre JAVIER DUARTE (ansiedad, depresión e hígado grado), urdida por su defensa, es una estrategia más de ésta, lo mismo su supuesto divorcio de su mujer, para sacarlo y que cumpla su condena en arraigo domiciliario. Nadie se las cree.

YÚNES dice que DUARTE no va a salir libre. Nadie sostiene lo contrario, pero hay dos formas para protegerlo: Que lo manden a una prisión (Atlacholoaya, Morelos) donde pueda “recuperarse” de sus males, y la otra es prisión domiciliaria.

-x-x-x-x-x-x-x-

POR CIERTO, HASTA LOS LADRONES le gritan “pinche ratero” a JAVIER DUARTE, cuando camina por los pasillos del Reclusorio Norte hacia el juzgado que sigue su causa. Ojalá aquello de que “ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón”, no se aplique.

MIGUEL ÁNGEL MANCERA ya no puede enarbolar la bandera de que en el D.F. no hay carteles ni delincuencia organizada. Los hechos de Tláhuac, en donde la Marina mató a “El Ojo”, cabecilla de la droga en el sur de la ciudad, incluyendo la UNAM, y a seis de sus compinches, echa por tierra su dicho presuntuoso.

-x-x-x-x-x-x-x-x-

DESDE AQUÍ UN fraternal abrazo con la consiguiente felicitación a OSCAR PALACIOS, compañero periodista de Chiapas, escritor y ensayista reconocido allá y acullá por su nuevo libro “El factor Karamazov”, cuya presentación fue el viernes que acaba de pasar en la Casa Museo “Dr. Belisario Domínguez”, en la preciosa Comitán. Lamentablemente no pude asistir por cuestiones de agenda y lamentablemente, también, me perdí el vino de honor.