Elecciones y caprichos en Puebla

Por Ángel Álvaro Peña

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Alma Grande

Nadie hubiera querido que las elecciones para la gubernatura de Puebla se repitieran. Menos aún por los motivos por los que se realizarán; sin embargo, los protagonistas de esta próxima contienda exponen sus caprichos más que sus necesidades para la misma, en algunos casos violando la ley o adelantándose a los tiempos de campaña, que también implica un ilícito electoral.

Para quienes votaron sin sentido, por hartazgo o simplemente por cubrir el requisito de ejercer su derecho al sufragio tendrán ahora un momento de reflexión, obligados por la muerte de la que fungiera como gobernadora sólo once días: Martha Érika Alonso, esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle, con quien muriera en un accidente aéreo, con otras tres personas en esa entidad.

La ley establece que, en casos como éste, el Congreso local elige al gobernador interino, responsabilidad que suele recaer en la persona del secretario de Gobierno, en este caso, Jesús Rodríguez Almeida, quien fuera secretario de Seguridad Pública de uno de los peores jefes de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

Así, el gobernador interino debe convocar a elecciones en un plazo no mayor de cinco meses y no menor de tres.

Sin embargo, el enrarecimiento de las elecciones en esa entidad, crearon muchos nombres para pocos cargos y en la descalificación de las elecciones surgieron personajes que se disputan espacios que sólo en los medios tuvieron cabida.

Momentos después del accidente los panistas comenzaron a crear un clima de chantaje digno de una telenovela, reduciendo el nivel de la situación a meros sentimientos.

El primero en salir a hacer campaña en momentos de la tragedia fue el ex gobernador Antonio Gali, quien fungiera como tal dos años, para dar lugar a esta accidentada elección, al decir que un buen regalo para Martha Érika Alonso sería que volviera a ganar el PAN, a pesar de que la diferencia entre PAN y Morena fue del 3 por ciento, poco menos de 100 mil votos, con una serie de anomalías previas, como encontrar material electoral en el hotel M y M de Puebla, propiedad de Rafael Moreno Valle, entre otras muchas.

Después fue el propio líder nacional del PAN, quien aseveró que por cortesía política se le debería dar el triunfo al PAN, sin elecciones de por medio.

Ese partido organizó una serie de homenajes a los dos políticos poblanos caídos en el accidente aéreo. Que abarcaron de Puebla hasta la Ciudad de México que terminaron en mítines políticos, en una franca labor de proselitismo.

Por su parte, Morena, volverá a contender con Miguel Barbosa, su presidenta nacional, Yeidckol Polevnsky, anunció que el excandidato ganó los pasados comicios del 1 de julio en el estado, pero que presuntamente le robaron la elección.

Morena anunció el 19 de agosto la creación de una escuela de cuadros que fortalecerá las candidaturas de ese instituto político y del que debieron echar mano para su elección en Puebla todavía sin fecha para realizarse.

El Instituto de Formación Política, estará a cargo del caricaturista Rafael Barajas, El Fisgón, contará con un equipo de académicos como Lorenzo Meyer, John Ackerman y Elena Poniatowska.

Morena tiene la posibilidad de proponer cuadros diferentes, nuevos, ante un capital político, encabezado por López Obrador, que no ha mermado en los meses posteriores de la elección y en un mes de gobierno, a pesar de las guerras sucias que provienen de diferentes frentes y con intereses muy claros

Este año que comienza habrá elecciones el 2 de junio, fecha en la que muy probablemente se sume la de Puebla, aunque el INE señala que carece de 400 a 450 millones de pesos que costarán los comicios en Puebla.

Aguascalientes, Baja California, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas, tendrá elecciones en esa fecha. En Aguascalientes se elegirán 11 ayuntamientos solamente. En Baja California se elegirá gobernador, 25 diputados (17 de mayoría relativa y 8 de representación proporcional), además de cinco ayuntamientos. En Durango, 39 ayuntamientos. En Quintana Roo se realizarán comicios para elegir 25 diputados locales (15 de mayoría relativa y 10 de representación proporcional). En Tamaulipas, se elegirán 36 diputados locales (22 de mayoría relativa y 14 de representación proporcional).

Por su parte, el INE calculó que serían 309 millones de pesos los que se necesitarían en caso de ser ellos y no el IEE de Puebla, los que organicen el proceso comicial de esa entidad, dinero del que dicen carecer.

Sin embargo, los consejeros electorales no han sido capaces de bajarse el salario, ni de renunciar a los privilegios que les ofrecían los priistas a cambio de decisiones poco transparentes, tendenciosas y muy beneficiosas para el PAN y el tricolor.

Los consejeros del INE se han convertido, del 1 de julio a la fecha, en una piedra en el zapato para el nuevo gobierno, o por lo menos eso han intentado.

El INE se vio rebasado desde el momento en que el candidato del PRI a la presidencia de la república, de apellido Meade, anunció la derrota, luego le seguiría el del PAN, de apellido Anaya, y hasta después el INE reaccionó dando un informe parcial de los resultados de la elección.

La necesidad de una reforma electoral que elimine la dependencia de los consejeros de los partidos es urgente. El número de consejeros electorales aumentaron de 9 a 11, con salarios superiores al del presidente de la República y siguen medrando con su supuesta sapiencia en la transparencia de las elecciones y desgastándose ante la falta de credibilidad ante la población.

Es así, como hay factores de negociación más que de democracia ante los próximos comicios de Puebla, que se repiten después del accidente cuyas causas todavía no se  definen y que le costara la muerte a la gobernadora electa de esa entidad.

PEGA Y CORRE. - El índice de delincuencia en Veracruz tiene como sus principales protagonistas a los jóvenes, quienes se han encontrado sin oportunidades de estudio o empleo. Según el análisis elaborado por Índice GLAC, a nivel nacional, durante 2017, la correlación entre desempleo juvenil y delincuencia fue de 0.29. En 2007, Veracruz registró su mejor desempeño con un desempleo juvenil de 4.6 por ciento y 285 robos por cada 100 mil habitantes, mientras que en 2017 reportó su peor desempeño con 7.34 por ciento de desempleo juvenil y 339 robos por cada 100 mil habitantes. Los esfuerzos del nuevo gobierno, tanto federal como estatal, pretenden sacar de esa situación a los jóvenes veracruzanos. Ésta es una labor de todos porque todos ganamos disminuyendo la delincuencia.