Educación, prioridad y coto de poder

Por Ángel Álvaro Peña

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Alma Grande

La educación es la base del desarrollo en todas sus direcciones. Mientras otros países trataron de recuperarse de la Segunda Guerra Mundial invirtiendo en la industria, Japón dedicó la mayor parte del presupuesto a la educación y se convirtió en una potencia económica y, por lo tanto, política. Lo mismo sucedió con Alemania.

Invertir en la gente es la mejor inversión, la historia de los países desarrollados así lo confirma.

México tiene una deuda histórica con su educación, todos lo sabemos, hubo regímenes como el pasado anterior, que trató de hacer de la enseñanza básica una depuración de la burocracia para adelgazar el gasto y, de paso, privatizar la enseñanza.

Ahora, ante la necesidad de intensificar la eficacia de una educación diferente, donde las alternativas pedagógicas estén acordes al tiempo que vivimos y, al mismo tiempo, detectar el rezago que impusieron secretarios de Educación que nada sabían del tema, surge la necesidad de hacer más con menos, tal vez por ello luego de una lectura superficial culparon al nuevo gobierno de disminuir el presupuesto a la enseñanza.

La ecuación del presupuesto es muy sencilla, porque se calcula el presupuesto anterior, más el índice de inflación y a partir de este piso se eleva, se disminuye o se queda igual la partida dedicada a ese rubro.

Fue entonces que en el ámbito administrativo se creyó que hubiera una reducción del 6 por ciento a instituciones de educación superior.

En este intento por desacreditar al nuevo gobierno, los opositores sistemáticos, trataron de descalificar la prioridad educativa que este tiene en la enseñanza superior. A lo que algunos llaman rectificación, el presidente ratificó su postura y reiteró que instituciones como la UNAM, el IPN, la UAM, el Colmex y el Cinvestav, no tendrán una baja en sus recursos para el próximo año, sino que mantendrán los mismos niveles que en 2018 e incluso podría registrarse un incremento. 

La prioridad del nuevo gobierno va más allá de la simple reactivación del presupuesto destinado a la educación, porque el propio presidente de la República abrió una normal rural, que el entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, borró de un plumazo como si fuera de su propiedad todo lo que sucedía en su estado natal.

El presidente dejó la decisión popular de mantener la normal de “El Mexe” bajo el esquema de internado o de becas para los estudiantes.

En el marco del acto de reapertura de la escuela normal rural "Luis Villarreal", en El Mexe, Hidalgo, López Obrador reconoció un error en la elaboración de la partida presupuestal destinada a las instituciones públicas de educación superior y aseguró que la falla se enmendará.

López Obrador dejó en claro que se trataba de un error que puede enmendarse con rapidez y facilidad. Ante los futuros maestros rurales, que Chong quiso ver como guerrilleros en potencia, López Obrador señaló: "Quiero dar a conocer a los universitarios de México, a los académicos, que se cometió un error en la presentación del presupuesto, porque yo hice un compromiso público de que no se iba a reducir el presupuesto de las universidades y se presentó un presupuesto donde en efecto hay una disminución de hasta 5 mil millones de pesos. Se va a reparar ese error y se les va a entregar a las universidades lo que les corresponde". 

El momento sirvió para dejar claro que su gobierno estará atento a enmendar errores cada vez que haya alguno. y reiteró sus compromisos establecidos ante la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, en el sentido de que, en caso de no poder sustentar un aumento, los recursos de 2019 serían los mismos, más inflación, que los ejercidos durante 2018. 

"Le pido a rectores, que nos ayuden a que haya austeridad en el manejo del presupuesto de las universidades. Voy a ser respetuoso en las autonomías de las universidades, pero quiero que haya honradez, porque se acaba la corrupción", señaló el presidente.

El mismo día, apareció una información que daba cuenta de una diferencia considerable en la prestación de servicio de ópticas a los trabajadores de la máxima casa de estudios, de tal suerte que la cantidad de servicios oftalmológicos era muy superior a la capacidad de servicio de la institución.

Es decir, se cobraron millones de más por servicios que equivalían a una labor imposible. Porque para llegar a los 85 mil beneficiarios que respalda el contrato con Ópticas Arista, durante los dos años de vigencia, hasta el 31 de agosto de 2020, se tienen que entregar 116 paquetes por día, incluyendo fines de semana y días festivos. Lo cual se antoja imposible. Situación que deberán aclarar en la UNAM y en la empresa que aceptó tal sobreprecio.

Pero como estos ejemplos hay varios en la UNAM como para que se sientan agredidos por la reducción de un 2 por ciento que inicialmente se anunció a esa casa de estudios. En 2014 se señaló en la Dirección General de Actividades Deportivas y Recreativas de la UNAM un desvío de los recursos entregados por la CONADE para organizar la Olimpiada Nacional.

En otro caso se responsabilizó a quien fuera la mano derecha del ex rector y ex secretario de Salud, José Narro, el abogado Raúl González Pérez, por querer doctorarse en España con una investigación ajena.

Además, para nadie es un secreto que hay grupos porriles que realizan actos criminales al amparo y patrocinio de partidos políticos, como sucedió hace un par de meses en el campus, frente rectoría. Son porros que cobran del presupuesto de la UNAM, tal vez peleen ahora el hecho de que no podrán pagarle a los porros sus salarios.

En fin, cada escuela de nivel superior padece algunas anomalías que deberán corregirse aunque no se les reduzca su presupuesto. También hay excesos en el IPN, en la UAM, y otras escuelas públicas de nivel superior. No tienen derecho a asustarse por una reducción que finalmente les será resarcida. 

PEGA Y CORRE. - Sin duda es histórico el esquema de inversión privada que firmaron el martes 18 de diciembre la empresa Nestlé, el presidente de la República y el gobernador de Veracruz, al crearse la planta más grande del mundo de esta empresa, con una inversión inicial de 154 millones de dólares, que ofrecerá 10 mil empleos. Esto a 18 días de gobernar Morena el país y dicha entidad…