Cuitláhuac sometió a Winckler

Por: Angel Alvaro Peña

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Alma Grande

La impunidad en Veracruz era una tradición que debe terminar aunque haya quienes quieran conservarla eternamente.

A pesar de que durante la campaña en busca del voto Miguel Ángel Yunes Linares prometió encarcelar a Duarte y a sus cómplices durante sus dos años de gestión, preparó mecanismos legaloides para que los miembros de la banda de Duarte, tuvieran la posibilidad de alcanzar la libertad.

Pero no sólo en los hechos preparó una guerra legal que otorgaba la libertad a los culpables, sino que en los dichos también puso la alerta para que algunos comunicadores agazapados en las trincheras de la guerra sucia, desde meses atrás, la emprendieran contra el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien desde el principio había calificado de tibia la actuación de la Fiscalía desde la llegada de Jorge Winckler, amigo de Yunes Linares y ahora socio, al compartir el botín de lo consignado a los maleantes del sexenio anterior.

Fue precisamente por los bienes que surge todo este tipo de complicidades que terminan por liberar a tres ex funcionarios duartistas señalados, desde hace años, por los comunicadores que rechazaron montarse en el presupuesto mal habido que repartiera Alberto Silva Ramos a los periodistas incondicionales al régimen y que ahora tienen dos tareas, en primer lugar aplaudir la liberación de los tres delincuentes, y en segundo, fustigar la manera de gobernar de Cuitláhuac García.

De esta manera la trampa estaba preparada desde el  momento mismo en el que se conocieron los resultados electorales, donde el hijo del ex gobernador resultó perdedor. Porque tenía la esperanza de poder tener las espaldas cubiertas si su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, ganaba las elecciones. Afortunadamente no fue así, y fue entonces que surgió la sociedad con Jorge Winckler, amigo de Yunes, que fue designado fiscal por mayoriteo panista de 38 votos, de los 50 con los que cuenta el Congreso local.

Desde el último día de 2016, Winckler aparece en la escena de la justicia bajo la sospecha de actuar siempre de manera parcial, simulada y a favor del gobernador que lo puso en ese puesto.

Ahora, ante la salida de la cárcel de Mauricio Audirac, ex secretario de Finanzas, Arturo Bermúdez Zurita, responsable de la seguridad de los veracruzanos y Francisco Valencia García, ex titular de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz, la indignación inmediata y pública de García Jiménez desarticuló lo que algunos comunicadores creyeron era una rendija por dónde desgastar al gobernador. No pudieron.

La inconformidad de la población se volcó  contra Jorge Winckler, acusado en días pasados de realizar negociaciones para quedarse con inmuebles incautados a los cómplices de Duarte, quienes adaptaron sus casas y residencias como moneda de cambio para adquirir la impunidad, que ahora muestra su peor cara.

Porque el fiscal tiene un primo, designado por Yunes Linares también, en el Registro Público de la Propiedad, quien se encargó por dos años de avalar y darle legalidad a expropiaciones de propiedades a favor de Winckler y Yunes.

El gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, señaló que la detención de exfuncionarios duartistas fue un fiasco del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares y de su fiscal general del Estado, Jorge Winckler.

“Para nosotros, los exfuncionarios duartistas que han obtenido su libertad son culpables, y corresponde al fiscal general del Estado informar por qué fueron liberados; él tendrá que ver qué mecanismos puede utilizar para volver a detenerlos, lo que hemos visto son errores de la fiscalía, errores deliberados, y por ello ya salieron de prisión”, señaló el mandatario estatal.

Además, los audios y otras evidencias demuestran realmente lo que hicieron.

Expresó que en su momento se dijo que los exfuncionarios duartistas debían ser juzgados por medio de un juicio político para que después no tuvieran oportunidad alguna de evadir la acción de la justicia. En otro tema, informó que en la Conago se llegó al acuerdo de que los secretarios técnicos de la Comisión Estatal para la Coordinación de la Paz sean nombrados por el secretario de Seguridad Pública Federal, después de llegar a un acuerdo con los gobernadores. También refirió que la Casa Veracruz será donada a la Universidad Popular Autónoma de Veracruz.

Así como el fiscal fue designado por la sugerencia de Yunes a la bancada panista, ahora los legisladores de la mayoría de los partidos políticos representados en el Congreso local, preparan los mecanismos jurídicos necesarios para destituir a Jorge Winckler ante la protesta unánime de los veracruzanos.

Los diputados locales de Morena, PRD-MC y PRI, no sólo quieren destituirlo sino consignarlo.

Hasta el momento existen siete solicitudes de juicio políticos contra el Fiscal General de Veracruz, considerado por todos como amigo personal de Miguel Ángel Yunes Linares.

La maniobra de la manipulación de los medios prácticamente se notó ante la inmediata reacción de García Jiménez, quien desde su perspectiva de gobernador rechazó las sospechas de que pudiera tratarse de algún acuerdo protagonizado por él.

Esta vez la experiencia de Cuitláhuac para desviar los misiles desinformativos que la guerra sucia sigue lanzando, hizo que los especuladores de la desinformación perdieran una batalla antes de iniciarla.

Winckler Ortiz citó a los medios para “responsabilizar” al gobernador Cuitláhuac García de la benevolencia y flexibilidad gubernamental para liberal a los duartistas. Quiso responsabilizar de su delito al gobernador en una acción muy similar a las prácticas mafiosas de hace casi un siglo.

Winckler acusó, además, de injerencia del secretario de Gobierno, Eric Cisneros en las decisiones tomadas en Pacho Viejo, para “facilitar” la liberación de servidores públicos del gobierno de Javier Duarte, en especial la del exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, acusado de desaparición forzada.

El conocimiento de las estrategias mediáticas contra el gobernador, luego de ser el blanco de ellas por varios años, rechazaron la violencia informativa y desenmascaró a sus obsesivos soldados, que en cada batalla se muestra cada vez más el rencor que la razón, la venganza que la verdad.

PEGA Y CORRE.- Otro lugar privilegiado en lo malo para Veracruz, herencia de quienes gobernaron en favor de sí mismos. Esta vez se informa que Veracruz ocupa el séptimo lugar en índice de desempleo a nivel nacional, según la secretaria de Trabajo, Previsión Social y Productividad, María Guadalupe Argüelles.