Oscura transición en Veracruz

Por Ángel Álvaro Peña

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Alma Grande

Desde mediados de septiembre el gobernador electo de Veracruz dudó de la transparencia y eficacia de la entrega de la actual administración del gobierno de Veracruz, hizo pública su desconfianza del Comité Ciudadano de Vigilancia y Seguimiento para la Entrega-Recepción, nombrado por Miguel Ángel Yunes Linares.

“El Ccomité no existe en la ley, entonces nada justifica su creación, sólo encubrir a Yunes”, advirtió García Jiménez en un comunicado.

El trabajo de Yunes Linares al frente del gobierno dejaba mucho que desear en cuanto a la transparencia de dicho proceso, además,  los integrantes del mencionado comité han sido cuestionados por los contratos que les concedió el actual gobernador. Es decir, quienes entregarían la administración de Yunes eran parte de esa comitiva y se ubican muy lejos de ser ciudadanos comunes y corrientes como lo señala el nombre de la Comisión.

Hace días el gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez, denunció que el mandatario estatal, Miguel Ángel Yunes Linares, y su Fiscal General, Jorge Winckler Ortiz, se robaron los bienes arrebatados a ex duartistas.
"Había un reparto, una piñata con los bienes duartistas, supuestamente recuperados y que ahora yo pongo en duda porque realmente no fueron recuperados, sino nuevamente robados", aseguró.

Cuitláhuac aseguró que ambos personajes se repartieron los bienes incautados a los ex funcionarios del priista Javier Duarte de Ochoa.

Respecto a Winckler es notoria la complicidad con su primo Daniel Ortiz Peña, titular del Registro Público de la Propiedad.

Ante este panorama puede constatarse que la casa que fue asegurada al ex secretario de Educación de Veracruz, Adolfo Mota Hernández, es ahora el lugar de residencia del fiscal General, Jorge Winckler.

Hay otros ejemplos, en los sexenios de Fidel Herrera y Javier Duarte, el Fraccionamiento Club de Golf, frente al aeropuerto El Lencero en Xalapa, fue el paraíso para los funcionarios. Todos los inmuebles de esa zona fueron adquiridos con recursos de la administración pública, según Miguel Ángel Yunes Linares.

Con ese pretexto el gobernador despojó a ex funcionarios de sus casas pero no las regresó a una inmobiliaria ni las incorporó al patrimonio del Estado sino que se quedó con ellas. Esta operación de bienes inmuebles fue la moneda de cambio que determinó la impunidad de los cómplices de Javier Duarte.

Los que negociaron su impunidad a cambio de sus residencias en el Club de Golf, fueron Adolfo Mota, Edgar Spinoso, Gabriel Deantes, Jorge Carvallo, entre otros.

El portal Plumas libres señala que Yunes se adueñó de la residencia de Adolfo Mota Hernández, ubicada en la calle Malinalco #9 del Club de Golf de Xalapa, a través del concepto de donación.

Este medio asegura que Mota empezó a robar desde que era diputado local, siempre al servicio de Fidel Herrera y luego de Javier Duarte con quien se volvió millonario.

Miguel Ángel Yunes Linares, ha logrado recuperar recursos en efectivo y bienes muebles e inmuebles por una suma superior a los mil 500 millones de pesos.

Las denuncias del gobernador electo por ver que los bienes asegurados a Javier Duarte sólo cambian de manos, también implican al Fiscal general de la entidad, Jorge Winckler  Ortiz, quien hizo posible la salida del sucesor de Javier Duarte, a pesar de ser acusado de facilitar su huida y así debió pagar cinco millones de pesos como garantía económica y la entrega de su pasaporte, para salir de la cárcel y enfrentar su proceso en casa. La jueza de control había dictado un año de prisión preventiva para el sucesor interino de Javier Duarte. Pero el 19 de marzo fue trasladado al Hospital Los Ángeles por presentar hipertensión arterial con un antecedente de pre infarto, y ello le valió para no regresar a su celda, gracias a la ayuda, protección o recomendación de Jorge Winckler.

Los familiares de desaparecidos en Veracruz, y sus organizaciones, que no son pocas, denuncian la pasividad del Fiscal de la entidad. Un ejemplo de ello es el colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera, quienes lo responsabilizan de negar hallazgos que los familiares hicieron en el rancho La Gallera, predio que habría sido empleado desde 2011 como cementerio clandestino en el municipio de Tihuatlán, al norte del Estado.

Madres y padres se manifestaron la tarde del 4 de mayo en las instalaciones de la Fiscalía de distrito de Poza Rica, y tapizaron la entrada con fotografías de cráneos, restos calcinados y prendas de personas, que fueron encontrados en una diligencia civil el 01 de marzo de 2017 y que el encargado de la Fiscalía negó en diversas ocasiones.

Luis Eduardo Coronel Gamboa, fiscal Especializado en Atención por Denuncias de Personas Desaparecidas se disculpó con las madres de los desaparecidos y dijo muy avergonzado ‘que el Fiscal Jorge Winckler se había resbalado en una entrevista banquetera al negar los descubrimientos civiles en el rancho La Gallera’.

Las dudas sobre la falta de transparencia en éstos y otros muchos casos entre Yunes Linares y Winckler Ortiz, exigen de una supervisión exhaustiva de todos los movimientos financieros y legales de ambos personajes.

La transición de un gobierno a otro, carece de bases para llevarse a cabo con limpieza. Hay muchas dudas que asaltan no sólo a los integrantes de quienes reciben el estado en el que se encuentra el gobierno veracruzano sino a la gente, a los veracruzanos agraviados por una racha de malos gobernantes y que tuvieron en Javier Duarte al principal saqueador de sus fianzas públicas. Sin embargo, quien debió poner orden en este proceso de latrocinio termina por formar parte de él.

Desde luego que así como Duarte contó con la ayuda invaluable de sus cómplices, el actual gobernador tiene en Jorge Winckler a su fiel escudero, que convierte el delito en una virtud y la responsabilidad legal en impunidad. 

PEGA Y CORRE.- Gran conmoción ocasionó entre paseantes, turistas y vecinos encontrar frente al palacio de gobierno del municipio de Veracruz que encabeza Fernando Yunes Márquez a un hombre acuchillado y con medio cuerpo dentro de una bolsa de plástico. El sujeto estaba sobre la calle Miguel Lerdo de Tejada entre Independencia y Manuel Gutiérrez Zamora.