Gobernación resurge

Por Ángel Álvaro Peña

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook: PoliticosAD

Alma Grande

La próxima Secretaría de Gobernación será una nueva Secretaría con una visión del país que debió practicar desde hace años.

Enclavada en un edificio del porfiriato, los hombres que llevaron su titularidad parecían hacer honor a la época en la que fue erigido el edifico, desde 1911 es la sede de la Secretaría de Gobernación, lo cual nos habla de la necesidad de una reestructuración a fondo.

Cuando llegaba un nuevo titular a la dependencia se dedicaba a ampliar las oficinas, a crear Subsecretarías, a crear una franja de mandos superiores para los amigos, etc. Ahora, la necesidad de darle agilidad a esta dependencia, responsable de la política interna del país, es inminente.

Gobernación había desviado su camino, hubo momentos en su historia en los que el aspecto policíaco y de espionaje privaban sobre el resto de sus responsabilidades, que al convertirse en asuntos secundarios sus atribuciones se postergaban hasta que los problemas  de poca dimensión se convertían en conflictos sociales difíciles de solucionar. Debiendo tender puentes entre los mexicanos no sólo para unirlos sino para armonizarlos, a veces los dividía.

Entre los logros mayores estuvo el de otorgar derechos especiales a los periodistas que, como gremio, luchó con sangre para obtener esos beneficios que seguramente le serán propios y perdurarán en todos los tiempos, mientras el ejercicio de este oficio esté en peligro.

La dependencia de gobierno más cercana a la población es Gobernación. Instancia que en el último medio siglo ha sido desacreditada a veces por sus propios titulares.

La próxima titular de la SEGOB, será mujer, la ex ministra Olga Sánchez Cordero, no habrá línea que no sea la que marcan las leyes ni acción que no favorezca a la población.

Los equilibrios no se buscan entre las diferencias, se encuentran entre las coincidencias, y Gobernación será un puente permanente donde la población encuentre el escudo para las confrontaciones.

Los equilibrios surgen desde la conformación de su estructura con mujeres al frente de los puestos de decisión de la dependencia.

La llegada de Diana Álvarez Maury como subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos. Anteriormente, Álvarez Maury fue propuesta por López Obrador para la Fiscalía Anticorrupción.

La titularidad de un ejercicio que fue creciendo sin norma interior, su apropiación de funciones por decreto, sus trabajos de facto, deben ser asentados en una nueva forma de trabajo. La armonía entre los grupos de presión, su atención para solucionar intereses e inquietudes, armonizar entre las diferencias que comienzan con las desigualdades sociales serán una prioridad ahora.

La próxima Secretaria de Gobernación así lo afirmó al decir que el nuevo gobierno mexicano debe regresar a los elementos básicos de sus funciones, a la gobernabilidad, a una relación con los poderes públicos, con los Congresos locales, los Tribunales Superiores de Justicia y no solo con los Gobernadores sino con todos los órganos estatales y municipios para una mejor gerencia institucional.

Habrá que adelgazar las responsabilidades por un lado, precisamente por la parte de las duplicidades, y por otro, fortalecerlas, sobre todo en el sentido de acercamiento a una sociedad que ha dejado de tener contacto con sus representantes desde hace muchos años.

Habrá que ponerle espacios y reglas a esa nueva relación donde el que escucha debe actuar en consecuencia y el que habla ser corresponsable. La relación con los poderes públicos habla de la organización social y de su fortalecimiento, proceso que ha dejado de ejercer la sociedad para convertirse en una suma de individualidades y no en un proyecto común.

La sociedad en México apenas recuerda el trabajo social en equipo y deja que los líderes de gremios, colonos y estudiantes mantengan no sólo la representación sino la manipulación. Es tiempo de regresarle la palabra a los representados.

Esta renovación desde Gobernación será la muestra fehaciente de que todo está cambiando, se comprobará que la adaptación a la realidad  no es sólo ver al país con ojos del pasado sino con renovada conciencia de nuestra historia.

La necesidad añeja de Gobernación de fortalecer el culto a la personalidad del presidente de la República debe invertirse. La decisión está en la gente y el presidente manda obedeciendo. Hubo tiempos en los que Gobernación rebasaba a la Presidencia. Ahora están en su lugar y tienen en la voz del ciudadano una guía esencial para la toma de decisiones.

Gobernación debe erradicar la mentira de sus prácticas, de su información, de su contexto social. Porque fue en la mentira donde se engendró la  diferencia entre mexicanos. Una mentira que facilitaba el gobierno de un grupo sobre la población. Ahora la mentira debe ser pieza de museo.

México es un país de muchas culturas y de muchas diferencias, si bien somos iguales en la diversidad, podemos estar unidos en la identidad y en la dignidad.

PEGA Y CORRE.- La gira que realiza el gobernador electo de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, es un acto que no tiene precedentes, porque a pesar de que conoce puntualmente la problemática de la entidad, sabe que la realidad de un estado como ese cambia de un día para otro, de ahí que se reuniera con alcaldes de la zona norte, y les dijo que trabajará de la mano con los ediles durante los tres años. Aseguró que apoyará la infraestructura carretera de la zona norte "vamos a trabajar de la mano vamos a rehabilitar las dos líneas que hay hacia Tampico desde Tantoyuca, Tempoal y Tampico hasta llegar a Pánuco-Tampico y la otra que viene de Naranjos- Ozuluama-Pueblo Viejo y finalmente Tampico".