A cambiar todos en Veracruz

Por Ángel Álvaro Peña

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook: PoliticosAD

Alma Grande

Veracruz se convierte en punta de lanza de una nueva concepción de gobierno. La responsabilidad de Cuitláhuac García Jiménez es muy grande, mayor que la de cualquiera de sus antecesores.

La entidad está llena de significados históricos, su población se sabe protagonista de la historia del país. La ubicación la convierte en centro de uno de los mares más importantes del continente y del mundo. Posible epicentro de un gran desarrollo que pudiera rebasar cualquier imaginación.

Es ahí, en Veracruz, donde también se pondrá a prueba la calidad de un gobierno que irrumpe en una serie de gobiernos que se beneficiaron de su riqueza, que no es poca.

Cuitláhuac García Jiménez, aseguró no venir de la improvisación por haber formado parte desde hace muchos años de la lucha social por cambiar este país: “Hemos derrotado por fin un régimen de corrupción que ha causado pobreza y sufrimiento. En el estado ganó el movimiento liderado por Andrés Manuel López Obrador, presidente de México”.

Derrotar a un régimen corrupto es una tarea natural de los políticos con vocación, ahora viene el trabajo duro, lo arduo de una acción de gobierno que bien pudiera molestar a algunos.

Antes de pensar en que pudiera incomodar a quienes siguen teniendo voces potentes ante la sociedad, debemos preguntarnos si no están reclamando privilegios que ven perdidos.

De esta manera debemos tomar muy en cuenta las palabras del gobernador electo de Veracruz, lugar que, junto con la ciudad de México, estará en la mira de los estudiosos de la política de México y el mundo: “Vamos a cumplir con la transformación del Estado y no le vamos a fallar a la gente, al gobierno de un servidor lo distinguirá la honestidad, la austeridad y la atención a las demandas populares”.

Anunció que solicitó un encuentro con Miguel Ángel Yunes Linares, y anunció que es su prioridad reunirse con los colectivos de desaparecidos, que desde hace más de 10 años laceran la vida de miles de familias en la entidad.

En los siguientes días se reunirá con las madres y familiares de las personas desaparecidas “para empezar a tomar los primeros acuerdos”.

Pero no son las únicas tareas que debe emprender desde ahora, sin descanso, sin vacaciones como otros que se agotaron en el intento y perdieron en la contienda.

Así, García Jiménez tiene en la revisión profunda de la reforma educativa una de sus tareas más importantes, solicitó a las autoridades de las secretarías de Educación Pública y de Educación de Veracruz, que suspendan la evaluación magisterial pues aseguró que de último momento se están tratando de implementar en la entidad.

“Por si no se dieron cuenta en las elecciones del 1 de julio, maestros y maestras dejaron un recadito en cada boleta, se los leo: No a la reforma educativa”.

Se reunirá con el titular de la SEV para tomar algunos acuerdos si el funcionario lo tiene a bien considerar. Porque quedan sólo cuatro meses del actual gobierno y no hay tiempo para cerrar ninguno de los capítulos de una reforma educativa que realmente nació muerta.

Los maestros son una fuerza importante en Veracruz, no sólo por su trabajo digno de admiración sino por el número de profesores que hay en la entidad, gremio del que el propio Cuitláhuac forma parte y se sabe afectado en él por las injusticias de los regímenes anteriores.

Otro de los temas delicados a los que debe entregarse a estudiar seriamente es la designación del fiscal y magistrados, es decir el nombramiento del Fiscal Anticorrupción y los doce magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado, en los cuales quiere influir el actual régimen, como sucede con la puesta en marcha a última hora de la reforma educativa.

Por esta razón Cuitláhuac propuso a los legisladores actuar con libertad a la hora de designarlos, porque el gobernador, a pesar de mostrar luego de la contienda electoral un buen talante para reconocer la derrota de su propuesta en las urnas, ahora no quiere tener las espaldas descubiertas y tiene la intención de nombrar a su conveniencia al fiscal y a los magistrados para lo cual quiere presionar a los legisladores, aunque lo niegue.

De ahí, la preocupación de Cuitláhuac García y por ello el exhorto a los actuales diputados locales es que no los nombren sino la entrante Legislatura, para “no permitir que la saliente administración pudiese influir en designaciones o exista una sospecha del probable actuar de los designados”.

“Ya existe una elección popular de por medio donde el pueblo designó otra configuración política en su reclamo de justicia, y por eso, con todo respeto, exhorto a que permitan sea la próxima Legislatura quien determine tales designaciones”, advirtió el gobernador electo.

Aunque las señales del gobernador Yunes Linares han sido de concordia, al decir que el próximo gobernador le eche ganas a su responsabilidad, “de mi parte transitaremos en paz”, lo cual es ganancia.

El capital político con el que cuenta Cuitláhuac García es muy variado, en estos días no sólo deberá mantenerlo sino aumentarlo, de ahí su fuerza para incidir en la política de la entidad antes de que tome posesión.

Este domingo la calle Enríquez frente a Palacio de Gobierno fue cerrada por los militantes y simpatizantes del partido Morena que esperaron el mensaje del Gobernador electo, donde agradeció la participación y la confianza que brindaron a la fórmula política de “Juntos haremos historia”.

Habló de austeridad, democracia y respeto durante los seis años de gobierno que encabezará. Mencionó que, con la fuerza del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se lograron los triunfos contundentes en el país “abrazamos la esperanza y nos llevó a todos lados (…) triunfamos en Veracruz y ganamos en las diputaciones locales y federales y ganamos las posiciones de la senaduría”.

Son muchas las tareas que están pendientes y más aún las situaciones rezagadas que deberá poner al corriente de una inercia que condujo a los veracruzanos a un grave deterioro en su nivel de vida.

Afirmó en el evento: “no les vamos a fallar”, seguramente estas palabras las coloca en prenda ante los veracruzanos, ante México y ante la historia.

PEGA Y CORRE. - La senadora por Veracruz, Rocío Nahle García, próxima secretaría de Energía, anunció que propuso al doctor Alberto Montoya Martín del Campo como subsecretario de Energía. Una de las primeras tareas consistirá en revisar todos los contratos para hacer frente a la encomienda de combatir la corrupción.