Gana el poder de los veracruzanos

Por Ángel Álvaro Peña

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook: PoliticosAD

Alma Grande

La democracia la conforman los demócratas, no sus enemigos. De esta manera, los contrincantes de Cuitláhuac García Jiménez, deberán adoptar una convicción sólida y reconocer su derrota ante una creciente ventaja del candidato de Morena a la Gubernatura de Veracruz.

Así, el candidato caballero, Pepe Yunes Zorrilla, tanto como el príncipe Miguel Ángel Yunes Márquez, deberán reconocer cuanto antes, su derrota antes de que el destino pueda inhabilitarlos ante la historia.

Sin embargo, pareciera que desde el inicio la igualdad de circunstancias no fue definida. El gobernador impuso a su hijo como su sucesor en un alarde de prepotencia y autoritarismo.

La democracia desaparecía para dar lugar a la monarquía. Pero eso no fue todo. En nombre de castigar a los malos gobernantes impulsó a su hijo con dinero del erario, como si sus antecesores no hubieran robado a manos llenas de las arcas del gobierno veracruzano.

La ola de Andrés Manuel López Obrador en las campañas tuvo en Veracruz una delimitación muy clara. La figura de Cuitláhuac García cabalgaba por la campaña con fuerza propia, con solidez personal.

Conocedor no sólo de cada rincón del estado sino de su gente, que presenta una multiplicidad de costumbres y caracteres, Cuitláhuac se consolidó como el hombre que deberá gobernar obedeciendo y transformar, de una vez por toda la entidad.

A pesar de que hay una notoria diferencia de más de once puntos, la terquedad obsesiva de los monarcas obliga a su vástago a insistir sobre un triunfo electoral ficticio.

Los candidatos a la gubernatura de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato de la coalición Por Veracruz al Frente, y Cuitláhuac García de la coalición Juntos Haremos Historia, se declararon vencedores en la elección de este 1 de julio a las 10 de la noche.

Yunes Márquez, no muy convencido, dijo que la encuesta realizada por la empresa Votia le da el 45.2% de los votos; y con ello, una diferencia de 4.4 por ciento frente al segundo lugar, Cuitláhuac García Jiménez.

Una casa encuestadora que no se conoce en la entidad y que seguramente apareció de la nada como tantas empresas fantasma creara el tristemente antecesor del actual gobernador, Javier Duarte de Ochoa.

Crear encuestadores que otorguen una posibilidad de triunfo en una supuesta elección cerrada hace prácticamente iguales a Herrera, Duarte y Yunes Linares.

Porque Duarte desvió millones de recursos económicos a su favor y ahora Yunes Linares hace algo similar tomando dinero de los veracruzanos para impulsar la campaña y mentir sobre una ventaja irreal de la intención del voto.

De ahí que sea urgentemente necesario que tanto José Yunes Zorrilla, como Miguel Ángel Yunes Márquez, declaren públicamente que las encuestas no les favorecen.

Así, Yunes Márquez más a fuerza que convencido dijo: "Con muchísima alegría, les anuncio, que de acuerdo con la encuesta de salida con la que contamos hemos ganado la gubernatura de Veracruz de manera contundente. Esto significa casi 200 mil votos de diferencia".

Aseguró que dicha casa encuestadora es la misma que hace dos años acertó en la elección a gobernador, en la que su padre, Miguel Ángel Yunes Linares, resultó ganador. Yunes Márquez, hijo del actual gobernador de Veracruz, afirmó que no hubo ningún reporte de incidencias durante los comicios, cuando en realidad desaparecieron urnas y boletas en Xalapa, capital del estado.

En esa misma ciudad, las boletas de las casillas especiales prácticamente se esfumaron. En Orizaba se quemaron urnas y se robaron boletas. En Poza Rica no hubo casillas especiales. Algo que caracterizo la votación en la entidad fue que la gran mayoría de las casillas se abrió después de las nueve de la mañana, es decir, con una hora de retraso.

Por si fuera poco, una gran cuadrilla de taxis sirvieron para transportar votantes acarreados en favor del hijo del gobernador en varias ciudades de la entidad, tales como Xalapa, Veracruz, Poza Rica, Córdoba, Orizaba, Boca del Río, entre otras.

Ante éstas y otras muchas anomalías, el candidato de morena, va adelante en el conteo de los votos por casi 12 puntos.

“Al contrario, ha estado muy tranquilo. Ha sido una jornada ejemplar. Hubo un conato de riña, pero es una jornada ejemplar con una participación enorme”, dijo Yunes Márquez y añadió que no reconocerá más que su propia victoria hasta que se acaben de contar las boletas.

Otro de los factores que debió enfrentar García Jiménez en toda la campaña fue a los mercenarios de la pluma, quienes por unos cuantos pesos declaraban sobre el catedrático de la Universidad veracruzana lo que les dictaba a esos escribientes su imaginación.

El catedrático se afilió a Morena hace cinco años, el académico de la Universidad Veracruzana, Cuitláhuac García Jiménez, fue delegado distrital en Xalapa. Es doctor en  ingeniería por la Universidad Técnica de Hamburgo-Harburg, Alemania, durante la campaña de proselitismo giró en torno a señalar que no ha habido buenos resultados en la actual administración local y que el ex gobernador Javier Duarte, acusado de actos de corrupción y cuyo empeño del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares le había generado cierto capital político en la entidad, ya está en la cárcel y, pese a ello, no se han tenido los resultados que prometía la actual administración local, sobre la captura de los cómplices del ex gobernador.

García Jiménez destacó en campaña la necesidad de generar condiciones de seguridad en la entidad y terminar con la violencia que se ha incrementado en varios municipios. También es licenciado en Mecánica Eléctrica por la Universidad Veracruzana. Tiene una maestría en Ingeniería eléctrica en el Instituto Politécnico Nacional y otra en Ciencias en Control Avanzado por la Universidad de Manchester, Inglaterra.

Su preparación le valió para desempeñarse como docente en la Escuela Normal Superior Veracruzana Doctor Manuel Suárez Trujillo y en la Universidad Veracruzana, donde tuvo especial conexión con los estudiantes que aprovechó ahora en campaña y en la anterior, cuando fue electo Diputado local.

Es urgentemente necesario que el gobernador Yunes Linares, le ordene a su hijo, Yunes Márquez que reconozca su derrota; porque conociendo la trayectoria de ese linaje, la violencia puede apoderarse de la entidad por una necedad que tiene su origen en una derrota electoral.

Hubo muchas trampas en este proceso, todas ellas colocadas al candidato de Morena; se gastó una gran cantidad de dinero de origen desconocido y se apoyó, con el aparato de gobierno una campaña que nació muerta.

No puede apostarse en la democracia a la monarquía, porque la historia castiga a quienes la niegan. 

PEGA Y CORRE. - Los tentáculos del gobernador de Veracruz llegaron al extremo de esconder, desaparecer, secuestrar boletas en las casillas especiales. En Xalapa las boletas en esas casillas se agotaron antes de las 11 horas, por lo que personas que esperaban sufragar bloquearon la calle Enríquez, frente a Palacio de Gobierno de Veracruz, para protestar porque exigían votar.