Yunes Linares “Pinueve”

Por Ángel Álvaro Peña

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook: PoliticosAD

Alma Grande

Como un niño mimado que quiere atraer la atención de todos, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, -a quien los veracruzanos consideran como Pinueve, es decir un grado más alto de mentiras que Pinocho- quiere que nadie voltee a ver al contrincante de su hijo.

No quiere competencia para su hijo y que su hijo gane la gubernatura. Pero como ve que el foco de atención es Cuitláhuac García, que el desgaste del gobierno que no ha sabido llevar le afecta a la candidatura; candidatura que todo mundo sabe se la consiguió él, está desesperado sin saber que inventar más para que lo volteen a ver. Y el gobernador sigue con su cascada de mentiras y se ve patético porque lo que diga en público o en privado, no se lo cree nadie, con lo que aumenta su fama de mentiroso. Hace días aseguró que la Procuraduría General de la República había solicitado la detención provisional, con fines de extradición de Karime Macías, esposa del ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

De inmediato la PGR afirmó que esa dependencia no había solicitado nada.

Para darle credibilidad a sus palabras advirtió: "Es un trámite complicado, no es un trámite que lleve unas cuantas horas, pero ya se inició; primero, la Fiscalía solicitó a la PGR que se hiciera, y la Procuraduría ya hizo el trámite ante la Secretaría de Relaciones Exteriores”. Mentira.

El jueves 20 el Reino Unido aceptó, a trámite, la solicitud de asilo político de Karime Macías. Esto quiere decir que el estudio previo fue realizado, de otra manera la solicitud no estaría donde está. De tal suerte que la PGR nada tiene que hacer.

Tan fácil como decir que fue obligada a delinquir y todo se resuelve a favor de Karime, quien actuó en su caso desde que llegó a Londres y las autoridades veracruzanas esperaron inexplicablemente meses para comenzar a perseguirla. 

Yunes ahora tiene en su contra a la población de la entidad porque había prometido en su campaña en busca del voto, que en seis meses encarcelaría a los cómplices de Javier Duarte y terminaría con la violencia en el Estado. Nada ha cumplido, los cómplices gozan de libertad a pesar de las pruebas en su contra, y la violencia cobra cada día más vidas en Veracruz.

Está dedicado, prácticamente desde que llegó a la gubernatura, en cuerpo y alma, a la candidatura de su hijo para que lo suceda y descuidó el trabajo por el que cobra y realiza negocios personales.

Por si fuera poco, vuelca el dinero de las arcas en favor de la campaña de su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, tal y como lo hiciera su antecesor. No hay diferencia, lo distinto radica en que Duarte desviaba recursos para sus bolsillos, y Yunes los desvía para la campaña de su hijo, pero el delito es el mismo, la ganancia igual.

La mentira de Yunes sobre la supuesta acción de la PGR contra Karime Macías se cayó el mismo día que la pronunció. Lo cual muestra su desesperación porque la distancia entre Cuitláhuac se hace cada día mayor conforme se acerca el día de las elecciones. Y aumenta más notoriamente porque por un lado pierde simpatizantes el candidato de la dinastía Yunes, y, por el otro, Cuitláhuac gana adeptos por sus propuestas y carisma.

Yunes Linares perdió el piso, consideró que la PGR le seguiría el juego sobre la posible detención de Karime en Reino Unido.

Yunes sabe perfectamente que desde el momento en que la esposa del ex gobernador Javier Duarte pisó suelo inglés, solicitó asilo como perseguida política. Nadie en ese momento, pidió su extradición, nadie avisó al gobierno inglés sobre su trayectoria o complicidad con algún delito. Mientras tanto, los trámites de protección para Karime caminaban solos.

Una vez descubierta su mentira sobre la PGR, que acusa desesperación, señala que Karime Macías no es una perseguida política sino una prófuga de la justicia.

Era de suponerse que Karime pediría asilo, y el hecho de que se encuentre precisamente en Londres no se debe a que le guste ver llover todas las tardes sino por las condiciones diplomáticas que existen entre  ese país y México.

Cualquier persona con mediana cultura y estudios básicos supondría que Karime buscaría protección en Londres desde el momento mismo de su llegada. Pero Yunes lo ignoraba y nunca lo imaginó. Así son las limitaciones mentales cuando las prioridades no corresponden a las responsabilidades.

"Pidió asilo a Reino Unido, se trata de un acto de poca vergüenza, que desfachatez; la señora no está siendo perseguida políticamente, es prófuga de la justicia de Veracruz por haber robado dinero de los niños", dijo Yunes mientras que el abogado de Karime informó que su cliente solicitó asilo político a Reino Unido al considerar que es víctima de persecución política.

Detrás de todo este teatro de Yunes Linares, muestra un gran temor a su antecesor, porque si bien habló en su campaña de detenerlo y castigar a sus cómplices, nunca ha hecho nada para lograrlo. Muchos de los colaboradores de Javier Duarte gozan de fuero por ocupar un puesto de elección popular, Yunes nunca ha pedido desaforar a nadie.

Sabe que tratar de encarcelar en México a Karime Macías es una fantasía, a pesar de que no conoce las leyes internacionales, sabe que no podrá repatriarse a Karime sólo porque así lo desea Yunes, pero en el fondo no desea que Karime sea juzgada y castigada. Lo que quiere es llamar la atención, lo que intenta es hacer pensar que está dedicado a hacer justicia, pero lo que en realidad busca es ganar puntos en lo personal, para que así su hijo pueda ganar la gubernatura.

Pero hasta su propio hijo pintó su raya respecto a su papá, porque anunció una Fiscalía especial para juzgar a Javier Duarte, lo que quiere decir que el trabajo de su padre simplemente fue una farsa, porque nunca se actuó. Nunca existió la intención de cumplir las promesas de campaña en materia de seguridad y ahora quiere parecer como un gobernante ejemplar. Pero al descubrirse sus reales intenciones, queda en ridículo y de paso su hijo.

Al dar a conocer la creación de una Fiscalía para el caso Javier Duarte, de llegar a la gubernatura, hace evidente que durante la gestión de su padre no se hizo nada al respecto.

El hijo de Yunes Linares tampoco es muy respetuoso con el dinero de los contribuyentes, hace días, la representación electoral de Morena ante el INE lo responsabilizó de rebasar el tope de gastos de campaña por 48.2 millones de pesos.

Al presentar el documento, el abogado Germán Martínez, aseguró que el abanderado de la coalición Por Veracruz Al Frente suma un gasto de 170.4 millones de pesos, cuando el tope es de 122.4 millones.

“Hay un sobre ejercicio de más de 48 millones de pesos”, imputó Martínez y, como parte del Consejo Electoral de Morena, exigió el inicio de una investigación bajo la sospecha de que el gobernador Yunes podría haber incurrido en desvío de recursos públicos para configurar el supuesto financiamiento ilícito de la campaña de su hijo.

Por su parte, Santiago Nieto, extitular de la FEPADE, respaldó la iniciativa al señalar que existen “claros indicios” de una operación delictiva en el financiamiento de la campaña del hijo de Yunes Linares.

El representante de Morena ante el INE, Horacio Duarte, concluyó: “Hace meses que lo denunciamos: el gobernador de Veracruz está implementando una estrategia para empujar la campaña de su heredero”.

A pesar del aparato de gobierno a su favor, de la compra de medios de comunicación, del alquiler de plumas en diferentes espacios, del dinero de los contribuyentes en la campaña, a pesar de tratar de atraer todos los reflectores, Cuitláhuac García sigue creciendo, dejando atrás a Yunes Márquez quien se aleja del puntero en la intención del voto en Veracruz. 

PEGA Y CORRE.- Resulta difícil pensar cómo puede recuperarse una residencia de Javier Duarte que está en el condado de Woodlands, Texas, con valor de 40 millones de pesos (mdp), comprada con recursos públicos desviados. Porque no sabemos si será ladrillo por ladrillo. Todo esto en caso de que en realidad el inmueble fuera propiedad de Javier Duarte, tal y como dice desesperadamente Miguel Ángel Yunes Linares, sin embargo, no es de su propiedad, lo supuso Yunes Linares para ganar reflectores para él y puntos para su hijo. El abogado de Karime Macías, Ricardo Sánchez Retana, desconoció que dicho lugar corresponda a Javier o a su esposa. Más mentiras para crecer en popularidad pero lo que hace es convertirse en un costal de mentiras.