Voto Util es votar con razón no con emoción

Por: Abraham Mohamed

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Algo insólito te voy a presentar amig@ lector@: ¡me he robado, no plagiado! lo que mi entrañable colega-hermano Carlos Ravelo escribió “En las Nubes” donde comenta algo que envié a unos cuantos amigos. Lo hice motivado por éste sucio proceso electoral  en el que los ambiciosos políticos atizan los más peligrosos instintos de la gente para liderarlos, tener su voto  y alcanzar el poder público que buscan.

Por eso, son las emociones más peligrosas las que predominan entre los mexicanos en esta contienda por la Presidencia de la República.

Son millones los que están encabronados, y con toda razón, por la terrible situación en que nos encontramos de violencia, de inseguridad, de corrupción y de impunidad.

Pero no por eso debemos pelearnos entre nosotros ¡no!...¡más violencia no!.....al contrario….Cada quien es libre de votar por el candidato que quiera; pero eso sí, yo le recomiendo que su decisión la tome, para no arrepentirse o desilusionarse después, luego de haber analizado y razonado los pros y contras que tengan los candidatos, y por la factibilidad que puedan tener las promesas que les hagan.

Hay  que elegir al mejor para recomponer al país dándole continuidad al desarrollo con proyectos –insisto- factibles, y no con falsas promesas imposibles de cumplir.

Votemos con la cabeza fría, no con el corazón reventando de coraje y solo llevados por la ilusión de las promesas para mejorar, ¡y pronto! como muchos quieren, para salir de pobres.

Tales promesas, les diré, aunque se enojen lo fanatizados, no son fácil de cumplir dadas las circunstancias prevalecientes en este mundo globalizado en el que México está inmerso. Esto lo apunto para que se vayan preparando, en caso dado, para la terrible desilusión, aquellos que se creyeron las mentiras.

Hay que aceptar que el cambio para mejorar se llevará tiempo, y relativamente mucho para algunos. Depende de cómo se combatan la corrupción, la impunidad, la violencia y la inseguridad y se garantice la inversión privada y extranjera, en un Estado de Derecho, con estabilidad y gobernabilidad,  todo esto integrado en el Plan de Gobierno y Proyecto de Desarrollo que tenga quien gane la Presidencia que, para lograr ese triunfo, debió contar con el apoyo de las auténticas fuerzas de poder que componen el Estado de Facto y que son las Fuerzas Armadas, el Sector Privado, el Clero, los Medios Masivos de Comunicación, la Burocracia y el Narco, sin olvidar al principalísimo factor de esa estabilidad y gobernabilidad que se requiere, y que es el gobierno de Estados Unidos.

Ante esa realidad, creo que dándole equivocadamente poder a quien nos van a joder, perjudicaríamos el futuro de nuestra amada Patria y en consecuencia se afectaría mucho la vida y el futuro de más de 120 millones de mexicanos.

Por eso, votemos con la razón, no con la emoción.

Para mí, ese es el voto útil que unidos debemos dar la mayoría de los 55 millones de mexicanos que, aproximadamente, acudiremos a las casillas el 1 de Julio en éstas que serán las históricas elecciones del 2018.

Por último: dejando a un lado a quien elijamos como Presidente de México, me uno a lo que con pleno convencimiento reitera Carlos Ravelo como título de su colaboración que le robé, obviamente sin avisarle, para publicarla en mi Candelero:       

“Lo mejor es trabajar”

En las nubes

Carlos Ravelo Galindo, afirma: Son  pequeñas las cosas que podemos hacer. Y grandes las que podemos descubrir, cuando las hacemos.                                                                    

Don Abraham Mohamed, periodista mexicano, nos precisa su forma de pensar. De creer. De saber.                                                                                                                                 

Y nos invita a leer sus puntos de vista, respetables por todo concepto,  sobre por quien debemos de votar. Meditarlo, por quien uno crea justo y necesario hacerlo.                                                                       

Al término de ellos, nuestro punto de vista y apoyo.

El escribe:

“Te recuerdo que no me gusta presagiar desgracias....que no soy agorero del desastre y que quisiera que todos viviéramos en un mundo bonito, sin violencia, sin ser víctimas de la delincuencia, sin corrupción, con nuestra vida resuelta, con bienestar, sin  tener que enchincharnos tolerando o discutiendo pendejadas y más de lo que nos sueltan los vivales de la política para engatusarnos y hacer que les demos poder con nuestro voto.  

“Uta, lo peor, hasta rompiendo relaciones no solo de amistad sino hasta familiares y todo por El Peje, por Anaya, por Meade, por el Bronco, por Margarita, o por quien sea....

“Creo que si nos dejamos influenciar por lo que nos dicen aquellos que prometen sacarnos del infelizaje en que la mayoría sobrevivimos, la verdad, estamos bien jodidos, porque no va a  ser así.                              

“Quien o quienes lo dicen, no tienen la varita del Mago Mérlin para hacer eso.

“Hay que poner los pies en la tierra y entender que el asunto para mejorar las condiciones del país, es a largo plazo y no porque cambiemos de Presidente, sea quien sea, esto va a mejorar en un dos por tres.              

“No...Hay que seguir dándole a la chamba, cada quien desde nos encontremos y en las condiciones en que estemos, pero eso sí, unidos,  no enfrentados unos contra otros.                                                              

“Sólo  así podremos obligar a quienes llevemos al poder a que cumplan con sus compromisos contraídos con nosotros para que vivamos mejor con nuestras familias.

“Razona tu voto....no se lo des a quien nos puede empeorar.

Recibe mi abrazo cordial con mis mejores deseos para ti y tu familia”.

Hasta aquí su punto de vista.

Enseguida nuestro apoyo en diez propósitos:

Es fácil estar atrapado en un mundo en el que tu atención se centra en toda la gente y todo lo demás, excepto en  nosotros mismos.

Desde pequeños se nos enseña que debemos ser amables, amar y decir la verdad. Hagámoslo hoy.

Sin embargo, rara vez se nos dice que debemos ser fieles, a nosotros mismos.  Como hoy lo hace Mohamed

Estas valiosas lecciones de vida nos recuerdan que al hacer lo correcto, no debemos sacrificarnos.

Piensa más en ti y ¡actúa! 

Da, recibe,  pero no dejes que te utilicen.

Confía pero no seas ingenuo.

Ama sin que te dañen.

Escucha sin perder tu voz

Habla pero no seas cruel.

Cree sin confiar en todo

Espera aunque no eternamente.

Mira adelante sin exigencias.

Se responsable sin perjudicarte.

Aprende.  Nunca dejes de aprender.

Pero lo más importante, vota.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.