Los sismos, beneficiaron al PRI-Peña Nieto

Por: Abraham Mohamed

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Los gobiernos por supuesto que requieren dinero para mantener el poder y satisfacer sus necesidades y es natural que recurran a lo más conveniente para tenerlo, pero sin abusar, sin delinquir y sin olvidar cumplir los gobernantes con sus compromisos de campaña.

Y precisamente eso es lo se le critica al gobierno de Peña Nieto porque hasta ahora, en vez de abatir la pobreza como ofreció, ésta se ha incrementado calculándose que son casi 55 millones de mexicanos quienes la sufren, y la crisis alimentaria se agudiza –ojalá no lleguemos a la hambruna- porque no han sido eficaces ninguno de los programas de apoyo  que al través de Sedesol se han implementado. Y de la inseguridad…..uffff, tal parece que el hampa es  la que manda en varias partes del país.

La situación se agravó por los tremendos daños que ocasionaron los sismos del 7 y 19 de Septiembre en Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Morelos, Tlaxcala, Guerrero y Ciudad de México pero el PRI-Gobierno que quiere seguir manteniendo el poder nacional, habilidosamente lograron convertir esos daños en beneficio para ellos al conseguir que la Cámara de Diputados aprobara sin mayor problema, el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2018, último año del régimen de Peña Nieto, que es de $5 billones 279 mil 667 millones de pesos, superior en $43 mil 291.4 millones al presentado por el Ejecutivo que era de 5 billones 236 mil 375.6 mdp. Esos recursos permitirán apoyar mejor a esas afectadas Entidades, según decisión de los propios legisladores.

Como advertí en el Candelero anterior, este Presupuesto de Gasto iba a ser y ya es calificado de “electorero y populista” por las fuerzas opositoras al PRI-Gobierno, porque como el 2018 es “un año político” por las elecciones federales y las locales que se realizarán el 1 de Julio para renovar poderes en nueve Entidades, y está muy marcada la disposición para aplicar -si mis cifras están bien- más de 60 mil millones de pesos en apoyar a la gente más jodida, eso lo ven como “proselitismo en busca del voto para el candidato presidencial del PRI y para todos los demás que sean postulados para gubernaturas, diputados federales, senadores, diputados locales y Alcaldes, regidores y síndicos”

Nomás vea los números:

Los $43 mil 291.4 mdp de ampliación presupuestal están destinados para la reconstrucción de viviendas  y reparación de los sistemas de servicios públicos en las Entidades afectadas.

También se amplió en $18 mil millones el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para que la reconstrucción tenga más apoyo y se acelere.

Se acordó crear el Fondo para la Reconstrucción (Fonrec) con $2,500 millones que permitirá a los Estados elevarlos a más de $10 mil millones para apuntalar el apoyo en caso de desastres naturales y cumplan con la aportación requerida para el Fonden.

Como es muy conveniente la prevención de desastres naturales, se aprobaron 170 millones para desarrollar proyectos útiles.

Para la CDMX se incrementó el Fondo de Capitalidad en $1 mil 250 mdp para mejorar la infraestructura vial e hidráulica.

Y nomás vea, dirán también que es populismo, pero $47 mil 918 millones se destinaron para idear y desarrollar acciones contra la discriminación de género.

El Programa de Atención en la Salud de la Secretaría del ramo, asciende a 248 mil millones de pesos, incluidos el Seguro Social, ISSSTE y Seguro Popular con casi $70 mil millones.

Se asignaron $18 mil millones para obras de infraestructura en Estados y Municipios que permitirán impulsar la mejoría económica con programas de desarrollo regional.

Se apoyará a los campesinos más jodidos con programas prioritarios en los que se invertirán poco más de $8 mil 300 mdp.

Y así podemos seguirle con éste Presupuesto que como le dije ya califican las voces opositoras al PRI-Gobierno de electorero y populista, pero que fue aprobado por 413 de los 500 Diputados Federales, votando solo 49 en contra sin ninguna abstención. 38 no asistieron.

El PRI y Peña Nieto, sin duda, por supuesto que van a tener muy buen billete para hacer política –o más bien proselitismo- con las tareas de reconstrucción y con obras de beneficio social para lograr el voto de los ciudadanos y ganar la mayoría de los 3,237 cargos públicos que se disputarán el 1 de Julio del 18, incluida la Presidencia de la República para la que está muy perfilado José Antonio Meade.